Hace ya varias semanas que comencé a reorientar mi marca personal y que te prometí ir contándote los pasos que iba completando por si pueden servirte también.

A pesar de que voy lenta en el proceso (no le puedo dedicar las horas que me gustaría), sigo adelante. Una vez establecidos los cimientos para reformar mi marca y con la web ya operativa, he completado la parte que corresponde a estudiar cómo ha evolucionado mi intervención en medios sociales en un periodo de tiempo que varía según el ámbito de estudio. Ahora te lo explico.

Métricas para tu Marca Personal en Medios Soaicles

El artículo tiene dos apartados. En el primero, verás qué herramientas, siempre gratuitas, he utilizado para analizar Bloggy Mary, y en el segundo, cómo he conseguido evaluar el trabajo que he realizado en Twitter, Facebook, LinkedIn, SlideShare y YouTube, aunque estas dos últimas las utilizo más para completar las otras que por sí mismas.

Métricas para el blog o la página web

Al tener mi bitácora, en ese momento, en WordPress.com, la versión gratuita, la plataforma me ha ofrecido una serie de métricas que si bien no son muy amplias, sí me sirven para hacerme una idea más o menos precisa de la situación. Además, he podido ver los datos desde que abrí el blog, en diciembre de 2012.

En concreto, ¿qué cifras me da?

  • Número de visitas, visitantes, me gustas y comentarios en años, meses, semanas y días.
  • Desglose de los artículos y el número de visitas que recibieron.
  • Fuentes de origen de las visitas (motores de búsquedas, redes sociales, otras páginas,…).
  • Países de procedencia.
  • Cuántos seguidores tiene Bloggy Mary y cuántos han dejado su correo o están siguiendo el blog a través de la propia plataforma.
  • Términos de búsqueda

Algunos los tienes en el panel de métricas más moderno pero otros tendrás que buscarlos en la parte de «Ver Administrador».

Los datos que han sido de mi interés (no tienes por qué estudiarlos todos) los he incluido en una hoja de cálculo para ver la evolución y los porcentajes de incremento. Si no sabes cómo calcular esto último, la fórmula es: el dato reciente, dividido por el antiguo, el resultado lo multiplicas por cien y luego le restas cien más.

También podrás saber qué tipo de artículos son los más visitados y, supuestamente, lo más leídos para hacerte una idea de qué es lo que más interesa a tus seguidores. A ello ayudará el que observes si interactúan o no, de forma que puedas ver si les estás enganchando o pasaban por ahí. Es lo que en marketing y comunicación se llama engagement.

Asimismo, aunque de forma manual, comprobé la evolución de los seguidores por año para ver si había aumentado la cantidad de lectores con el paso del tiempo. Me refiero no solo a la cantidad sino también saber si ganaba un mayor número cada año o si era menor. Por ejemplo, si en 2013 conseguí 80 nuevos, que en 2014 fueran 100, y en 2015, 230; y no que en 2014 fueran 60, y en 2015, 16. Ya me entiendes…

Lo que WordPress no te proporciona y Google Analytics sí, entre otros muchos datos, es el tiempo que las personas permanecen en tu sitio web y el porcentaje de rebote, es decir, cuántos entran por equivocación o no pero salen «rebotados», que no enfadados, o porque no les guste la estética de la página, o porque cargue muy lenta, o porque se hayan equivocado, o porque… El buscador te da la estadística, la razón la tienes que encontrar tú.

En el primer caso, cuanto más tiempo estén y más páginas consulten en cada visita, mucho mejor. Por el contrario, cuanto mayor sea el rebote, peor.

porcentaje de rebote de la web

Métricas para las redes sociales

Twitter es, de lejos, la red que mejores y más amplios datos proporciona gracias a Twitter Analytics. Para la ocasión, escogí un periodo de un año para ver la evolución y el acumulado. Con mi ritmo de publicación, elegir un lapso de tiempo mayor, se me hubiera ido de las manos y tampoco me hubiera aportado mucho más.

Qué datos aporta Twitter Analytics, además de los seguidores, a los que sigues, cuántos tuits has puesto y en cuántas listas está tu perfil:

  • Interacciones en miles y tasa de interacción en porcentaje.
  • Clics en el enlace: total y la media diaria.
  • Los retuits: total y la media diaria.
  • Los «me gusta»: total y la media diaria.
  • Las respuestas: total y la media diaria.

Si esos datos los incluyen en una hoja de cálculo por meses, como he hecho yo, tendrás una visión clara de cómo ha ido evolucionando tu perfil en la red social.

Asimismo, como te indica cuáles son los tuits más destacados por mes, puedes ver si entre ellos figuran los de tu blog o no. Y, además, los que gustan más a tus seguidores.

A los datos proporcionados por Twitter, añadí los que me da otra herramienta gratuita, Twitonomy. El único problema que tiene es que, a menos que te suscribas a la versión de pago, es ella la que elige el espacio de tiempo en los que te da métricas: más o menos son dos meses y medio en algunos puntos, un año en otros y la última semana en algunos.

A pesar de ello, completa muy bien los de la red en los siguientes aspectos:

  • Ofrece el porcentaje de tuits retuiteados y el de los marcados como favoritos. También el de hashtags por tuit.
  • Las menciones de mis seguidores y la media de estas.
  • El número de retuits que han hecho mis seguidores y que, a su vez, han sido retuiteados por terceros. Y lo mismo con los favoritos.
  • Cuáles son los tuits más retuiteados no por meses, sino por el periodo que analiza. En concreto, un año.
  • El histórico de tuits realizados durante doce meses en un gráfico.
  • Los usuarios que más he retuiteado, más he respondido y más he mencionado, y los hashtasg más utilizados.
  • Cuáles de mis tuits han sido más retuiteados y más señalados como favoritos por mis seguidores.
  • Los días de la semana y las horas del día.
  • Desde qué plataformas.
  • Etc. Te invito a que investigues todas las opciones.

Facebook y LinkedIn

Facebook y LinkedIn entrañan mayores complicaciones porque, o tienes una cuenta de empresa o te buscas la vida, sobre todo en el primer caso, ya que tampoco hay una herramienta que te permita el análisis al ser perfiles de particulares. Te cuento cómo lo he hecho.

En la primera red social, además de ver cuántos amigos tengo y cuántos de ellos siguen mis actualizaciones, he contado, una a una, el número de estas desde el 1 de enero de 2019 porque, más allá, era un esfuerzo absurdo al ser todo hecho de forma manual (vamos, que me he dejado las pestañas).

He hecho una hoja de cálculo con el artículo subido, las reacciones que ha suscitado, los comentarios y las veces que ha sido compartido. Luego sumé todo, hice la media, y conseguí saber así el éxito (o no) de mis actualizaciones y cuáles son las que más han gustado a los seguidores.

También miré cuántas de ellas correspondían a los artículos de Bloggy Mary e hice las medias… y ya está. Nada más pude hacer. Pero, al menos, algo tengo.

LinkedIn, por su parte, sí da alguna pista, aunque solo del último mes, de los últimos 90 días o de la última semana, según lo que vayas buscando.

Una opción es, como hice yo, analizar una primera vez, esperar un tiempo, y analizar una segunda para ver la evolución.

Estos son los datos que te ofrece la red social:

  • Número de seguidores, personas que han visto tu perfil en los últimos 90 días (en un gráfico y el total) y el porcentaje de crecimiento o de descenso respecto a la semana anterior.
  • El número de apariciones en búsquedas.
  • Si has escrito algún artículo en la propia red profesional, te indicará el número de personas que lo han visto y la información sobre tu público.
  • A qué se dedican los que te buscan, con el nombre del puesto y el porcentaje respecto al total.
  • En el último mes, por artículo, el número de visualizaciones, de recomendaciones, de comentarios y de veces compartido. Estos datos los he incluido en una hoja de cálculo para saber la evolución, cuál de ellos es el que mejor ha funcionado y sacar las medias.
  • Además, si la actualización se ha hecho en abierto, te informa del cargo que tienen y de su situación geográfica.

Con este ejercicio, puedes ver tanto aquellos artículos que más han gustado y el compromiso de tus seguidores, como quiénes están más interesados en ellos para ver si se adaptan la perfil de público que buscas.

Junto con lo anterior, tienes las validaciones que hacen tus seguidores sobre tus aptitudes profesionales y cuántos de ellos las han avalado, lo que viene muy bien para saber si están escogiendo las que tú consideras prioritarias para tu marca personal. Te lo divide en conocimiento del sector, conocimiento y manejo de herramientas y de tecnologías, aptitudes interpersonales, idiomas y otras aptitudes. Como ves, un punto importante.

Te puedes descargar la plantilla básica que he utilizado con las redes sociales anteriores para que puedas ver la evolución que has tenido.

Respecto a SlideShare y a YouTube, he usado las herramientas de análisis que ofrecen las plataformas sin entrar en más detalle ya que, como te decía, son redes que, para mi caso y de momento, me sirven como complementarias de las anteriores.

Espero haberte ayudado si estás haciendo un análisis de tu actividad en medios sociales y te seguiré contando cuáles serán mis siguientes pasos para la reorientación de mi marca personal.

Mientras, como siempre, gracias por comentar y por compartir el artículo si te ha gustado